COMO CUIDARME DESPUES DE LAS VACACIONES?

Una vez acaban las vacaciones de verano, a todos nos vuelve la misma preocupación….es hora de que vuelva a adquirir mis hábitos saludables, y eso se resume en… Tengo que hacer dieta!!! Perfecto, el primer paso está dado, estamos decididos, pero…como lo hacemos? Que dieta es la mejor para perder esos kilillos que las benditas vacaciones nos han ofrecido?

Pues bien, no nos agobiemos, no es cuestión de castigarnos a nosotros mismos, todo lo contrario, es cuestión de ponernos las pilas y ser positivos, empezar con nuevos retos de cara al otoño. Una dieta equilibrada puede llegar a ser divertida y principalmente tan saludable que nos haga sentir bien desde el principio.

Se trata de adquirir salud, de controlar nuestro cuerpo y no que nos controle el a nosotros. Para ello nuestra primera recomendación es recurrir a un profesional de la salud incluso antes de intentar perder peso, ya que no siempre el objetivo único tiene que ser ese, sino que de lo que se trata, en la mayoría de los casos, es de modificar un poco nuestros hábitos de vida para sentirnos y vernos mejor sin descuidar nunca la salud de nuestro organismo.

Para sentirnos bien desde el principio, es importante que tengamos en cuenta que nuestro organismo necesita, para mantener el metabolismo activo y aportar al cuerpo la energía suficiente y necesaria para desarrollar nuestras actividades diarias, realizar las cuatro comidas principales durante el día: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

El desayuno ha de ser la comida principal del día, es necesario dotar al cuerpo de energía, pero a la vez queremos cuidar nuestra linea. Pues bien, tomaremos alimentos tales como:
Lácteos descremados (leche, yogur), frutas frescas (mejor enteras, en macedónia), cereales (integrales y bajos en grasa). Podemos incluir proteína como fiambre de pavo, jamón dulce. Y sobretodo evitar los dulces.
Está más que comprobado que, un buen desayuno, nos ayuda a tener un mejor nivel intelectual, físico y emocional durante nuestra jornada laboral.

Otro punto importante que tenemos que tener en cuenta es incorporar a nuestra dieta todo tipo de frutas y verdura ya sean crudas o cocidas, que no tengan exceso de azucares y que no sean flatulentas. De esta manera daremos un aporte al organismo tanto de fibra, vitaminas y minerales con muy pocas calorías.

También debemos aportar hidratos de carbono y proteínas y ello nos lo aportaran las pastas frescas y arroces así como las carnes bajas en grasa.

A parte de fijarnos en lo que ingerimos debemos fijarnos en lo que nos hidratamos. Es uno de los pilares fundamentales para hacer dieta.
Es recomendable beber agua y líquidos sin calorías (infusiones, caldos de verduras, zumos light) a lo largo de todo el día.

Y finamente si queremos poner la guinda en nuestro pastel, y notar los beneficios de nuestra dieta más rápidamente podríamos poner nuestro cuerpo en movimiento haciendo algún tipo de deporte. Podemos realizar rutinas de entrenamiento tales como caminar, nadar, running, fitness, baile, zumba…. o para los más atrevidos deporte de contacto como el kick boxing, boxeo… y así tonificar partes de nuestro cuerpo que ni conocemos!!

Después de adquirir estos hábitos, nuestro cuerpo y nuestra mente puede relajarse los fines de semana, días especiales, también nos podemos permitir mimos y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Todo ello nos ayudará a equilibrar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente.

Bienestar, Dieta, Nutrición

Deja un comentario

Información

Gimnasios

Boletín de Noticias

Simplemente suscríbase a nuestro boletín para más información.